Derry, la ciudad donde ingleses e irlandeses aún se apuntan con cañones

‘We have always found the Irish a bit odd. They refuse to be English’

Winston Churchill

Este Lunes de Pascua, la ciudad de Derry/Londonderry vivió un acto de exaltación de la Irlanda republicana como todos los años con motivo de la Semana Santa. Miles de personas se congregaron en las calles de esta localidad, la segunda más grande de Irlanda del Norte, en un acto que se convirtió en un homenaje a los combatientes del IRA y especialmente a Martin McGuiness, quien fue miembro de la banda armada y ministro del gobierno del Ulster y que falleció en marzo.

Aquí podemos ver un video de cómo fue este acontecimiento:

Al día siguiente de este acontecimiento llegamos en coche a la bellísima ciudad norteña desde Dublín. Una vez aparcado el Renault Clio de Europcar y empezado a pasear sus calles, nos sorprendieron los restos de la ‘batalla’. Derry/Londonderry tenía toda la pinta de ser una ciudad sitiada donde los ingleses, que construyeron su muralla en el siglo XVII, se pertrechan intramuros mientras que los republicanos irlandeses amenazan desde fuera. Unos y otros se ven desde la distancia, se vigilan. Esta es la vista desde la muralla, en un promontorio sobre el río Foyle. Fijaos en los tejados de las casas, y pido perdón por la foto sacada con mi Asus.

P_20170418_113837

Como pueden verse, mensajes a favor del ejército republicano irlandés saludan a todo aquel que lo quiera ver, en una posición estratégica donde toda persona que entre o salga de la ciudad desde el oeste tiene que verlo obligatoriamente. Una avenida entera llena de banderas irlandesas y de mensajes pro IRA confunde al que las vea, porque no estamos en la República de Irlanda, sino en Reino Unido. Hay murales en las paredes que homeneajean a Bobby Sands, a quien se compara con Nelson Mandela.

Esta zona con el monumento al ‘Free Derry’ era este martes un homenaje continuo al nacionalismo irlandés y contra los ingleses.

En la primera imagen, el monumento a la paz construido por los ingleses en el centro de Derry hace pocos años ha sido reventado. Alguien pensó que no quiere esta paz. En la segunda, una cruz celta preside la tumba de Sean Ó Cianáin, héroe nacionalista y “fluent Irish speaker”, como reza su epitafio. El último cartel anuncia la marcha política del pasado lunes y avisa: “La revolución no ha finalizado”.

En el País Vasco, si se dieran mensajes parecidos la Fiscalía podría actuar de oficio y un juez podría imputar, con toda seguridad, delitos de enaltecimiento del terrorismo a los responsables si se identificaran.

Pero no nos encontramos en Euskadi, sino en Irlanda. Una isla que fue dividida políticamente en mayo de 1921 y que en 2017, próximo al centenario de esa dolorosa partición, aún no ha recuperado la paz. Los ingleses no son unos recién llegados a este territorio, que ocuparon por primera vez en el siglo XV. Incluso en el XVI cambiaron el nombre de Derry por el de Londonderry, aún el nombre oficial de la ciudad y del condado, para reafirmar sus lazos con Londres.

Una catedral militar

Una visita a la catedral protestante es impactante. Nunca vi un espacio religioso donde la preeminencia de símbolos militares fuera tan grande como aquí. Los héroes ingleses muertos por atentados terroristas son homenajeados en este recinto donde todo está grabado con cámaras de seguridad. Siempre ha sido un objetivo primordial del republicanismo, como tantos otros símbolos ingleses de la ciudad que fueron destruidos por el IRA.

En el interior, poblado de símbolos unionistas, no se permitía echar fotos y un áspero encargado vigilaba para que los jóvenes móvil en mano no las hiciéramos. Quedaos con que la imaginería interior del templo la aleja de un espacio religioso y la acerca a un símbolo político y militar del Imperio Británico.

Y es que sin violencia física, pero con un odio latente y una tensión en aumento, la situación política de Irlanda del Norte se encuentra muy lejos de la normalidad. La partición de la isla produjo grandes décadas de muerte y dolor especialmente entre los años 70 y 90. Se estima que más de 3.500 personas fueron asesinadas por los dos bandos, 1.800 de ellas civiles. Un conflicto mucho más sanguinario que el conflicto vasco.

Ahora, el Brexit ha agitado conciencias y revivido miedos. Londres tiene muchos frentes abiertos tras la decisión soberana de su ciudadanía. Escocia es el más grande, la pérdida de instituciones comunitarias es otro y las elecciones del próximo junio convocadas por Theresa May serán otro. Pero en esta periférica zona europea aún queda un conflicto que, lejos de solucionarse y cicatrizar con el paso del tiempo, parece volver a resurgir. Ojalá no vuelvan a vivirse los trágicos episodios que tiñeron de sangre el suelo de esta apacible y melancólica isla.

Mientras tanto, los videos donde se exige a los ingleses que marchen a su casa y no vuelvan acumulan decenas de miles de visitas en YouTube, con mensajes repletos de odio como los que pueden leerse en este video de una canción popular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s